EL IMSS OPORTUNIDADES REGISTRA DISMINUCIÓN DE MUERTE MATERNA EN MICHOACÁN

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Michoacán dio a conocer que dentro del Régimen del IMSS Oportunidades, los índices de la muerte materna han disminuido, por el impulso al control prenatal, la prevención del embarazo de alto riesgo y la atención del nacimiento en hospitales.

En años anteriores se llegaron a tener cifras de hasta diez defunciones y en el 2013 los indicadores arrojaron tres, por lo que el IMSS Oportunidades, refuerza las acciones preventivas en Unidades Médicas Rurales y Hospitales Rurales de Oportunidades, para que dicha cifra disminuya o se ubique en cero.

Al arrancar la Segunda Semana Nacional de Salud, el Gerente Estatal del IMSS Oportunidades en Michoacán, Abrahám Tzintzún Flores, dio a conocer que en este trabajo, el papel de los y las trabajadoras del IMSS Oportunidades, junto al apoyo de las parteras y parteros de la entidad, es fundamental para el control prenatal, la canalización de emergencias obstétricas y la atención del parto de calidad.

Derivado de ello, expuso que en Michoacán, el IMSS Oportunidades tiene un censo de 244 parteras y parteros, quienes coadyuvan en las acciones antes mencionadas.

Del total anterior, una cifra de 181, provenientes de las regiones de Zamora, Uruapan, Zitácuaro y Buenavista, participaron dentro del Encuentro Nacional de Parteras Rurales, efectuado en Morelia, el 20 de mayo, presidido por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el Director General del IMSS, José Antonio González Anaya y la Directora de la Comisión Nacional para la atención de los Pueblos Indígenas (CDI), Nuvia Mayorga Delgado.

A dicho encuentro se dieron cita un total global de 900 parteras y parteros de Hidalgo, Chiapas, Michoacán, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Veracruz Norte y Veracruz Sur.

El objetivo del encuentro fue la capacitación para mantener la tendencia descendente de la muerte materna en las zonas rural e indígena del país, consolidar las estrategias preventivas del modelo de atención integral a la salud (MAIS) y la vinculación de las acciones médicas y comunitarias para fortalecer la lactancia materna.

Tzintzún Flores puntualizó que las parteras son el “primer contacto” con las embarazadas, mismas que llevan el control del embarazo, merced a las costumbres y tradiciones de las comunidades rurales e indígenas, por lo que el IMSS ha sellado un compromiso de trabajo conjunto con ellas, a través de la capacitación y dotación de equipo, para que al presentarse una emergencia obstétrica, la embarazada de alto riesgo sea canalizada al hospital más cercano para su atención.

Si la partera o partero detecta signos de preeclamsia o eclampsia, tales como “zumbido” de oídos, “lucesitas” en la vista, disminución del movimiento fetal, vértigos, sangrados, hinchazón de extremidades inferiores, entre otros, la embarazada es turnada al Hospital Rural de Oportunidades más cercano, de los que el Programa IMSS Oportunidades tiene siete en la entidad: Ario de Rosales, Paracho, Tuxpan, Huetamo, Villamar, Buenavista Tomatlán y Coalcomán.

Aun cuando la atención a las embarazadas por parte de las y los parteros es baja, en comparación al número de pacientes atendidas y controladas en las Unidades Médicas Rurales -IMSS Oportunidades tiene 335 en todo Michoacán- el papel de los trabajadores y trabajadoras del programa es también determinante, al momento de detectar signos de una emergencia obstétrica, para su canalización al hospital de adscripción.


Finalmente, dijo que Michoacán ocupa los últimos lugares en muerte materna, respecto a otras entidades del país, lo que es positivo en virtud de que los primeros lugares, lo ocupan estados con alta incidencia en dicha materia.

Mas noticias