MORELIA Policías municipales, el peor ejemplo para hacer valer el reglamento vial: ciudadanos

*En sus grúas no traen luces traseras ni faros delanteros; además, con sus vehículos de balizamiento se estacionan en áreas para discapacitados.

Policías municipales, el peor ejemplo para
hacer valer el reglamento vial: ciudadanos

MORELIA, Mich.- 11 de junio.- Agencia ESQUEMA.- Por enésima ocasión los policías municipales hacen de las suyas, ahora infraccionando vehículos frente al  
Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Morelia (OOAPAS) a altas horas de la noche, mientras que ellos, en sus grúas no traen luces traseras ni faros delanteros; además, con sus vehículos de balizamiento se estacionan en áreas para discapacitados, hechos con los cuales solamente demuestran que el reglamento no se hizo para todos, erigiéndose así como los señores de la impunidad, según refirieron varios ciudadanos entrevistados por este medio de comunicación y testigos de estas situaciones.

En recorridos de esta agencia de noticias realizados en varias partes de esta ciudad fue donde se observaron este tipo de casos, primero el pasado lunes alrededor de las 21:00 horas, los reporteros atestiguaron que sobre la avenida Acueducto circulaba de poniente a oriente una grúa de la Policía Moreliana, con placas 04-500, marcada irónicamente con dos números económicos, el 16-054 y el 609, cuando los vehículos policiales por regla solamente deben traer uno de estos distintivos para no confundir a la ciudadanía.

Dicha unidad no traía luces traseras, a pesar de ser un automotor de plataforma y que con este descuido podría causar un lamentable accidente; asimismo, carecía de una luz delantera, todo ello motivo de infracción y lo cual fue fotografiado y videograbado en todo momento por los colegas comunicadores.

Así pues, el chofer aparcó su grúa frente al OOAPAS y ahí descendió para quitarles las láminas de circulación a los aproximadamente cinco coches que estaban estacionados en esa zona.

De esta manera, se le preguntó si el carecer de luces traseras y de faros delanteros era causante de una infracción y el oficial respondió que sí, instante en que se le comentó que su grúa precisamente tenía esta condición y él, para indudablemente evadir la situación, contestó: “Se me acaban de fundir” y se fue para seguir con su chamba de quitar matrículas.

Otro caso ocurrió cerca de las 11:00 horas del pasado martes, sobre la calle Isidro Huarte, frente al Hospital Civil, afuera de un negocio de artículos de rehabilitación médica, donde estaba estacionada una camioneta de balizamiento, justo en una rampa para discapacitados, siendo una Chevrolet, pick-up, de la Policía Municipal con colores oficiales, pero increíblemente sin logotipos y con número económico 03-836, la cual a pesar de los tres los señalamientos que hay ahí, que advierten que de que esa área es para discapacitados, se quedó aparcada ahí por un largo rato.
De esta forma, con lo anteriormente narrado, los oficiales se convierten  en el peor ejemplo de la sociedad, pues es preciso recordar que el buen juez por su casa empieza, puntualizó un moreliano que agregó estar cansado de este tipo de comportamiento de los que llamo “dizque representantes de la ley”.



Mas noticias