URUAPAN Triple toma de la presidencia

*Secuestran a varias personas; bloquean circulación y agreden a una anciana.
URUAPAN, MICH.- 09 de Junio.- Agencia ESQUEMA.- Este día lunes fue de caos frente a la sede edilicia; hubo triple toma por parte de manifestantes. Unos, la unión de propietarios de juegos mecánicos, otros, colonos que liderea Raúl Pacheco, y un grupo de habitantes de la comunidad indígena de Capácuaro quienes secuestraron a decenas de personas, agredieron verbal y físicamente a una anciana que terminó en el hospital y bloquearon la circulación vehicular.
Todo empezó a temprana hora cuando varios vehículos cargados con juegos mecánicos, se estacionaron en la avenida Chiapas, frente a la presidencia municipal; una comisión de dicha unión, encabezada por Amador Tototzin, sostuvo una reunión con el secretario del Ayuntamiento, Ramón Hernández Orozco.
Aún no terminaba la reunión cuando llegó el líder social Raúl Pacheco y su gente, iban a manifestarse y demandar mayor seguridad en la ciudad ya que según dijo, los federales no hacen bien su trabajo y los robos, ejecuciones siguen a la orden del día; en nada ha mejorado la seguridad en Uruapan desde la llegada de dicha corporación.
Pero en eso estaban, cuando poco antes de las 11 de la mañana, arribaron en desbandada un grupo de unos 150 indígenas de la comunidad de Capácuaro, a bordo de varias camionetas; bloquearon la circulación y cerraron las puertas de acceso a la presidencia municipal.
Decenas de personas que realizaban alguna gestión, quedaron atrapadas, al igual que los empleados. Nadie entraba ni salía. Mujeres con niños o ancianos, no hubo respeto por esta gente, incluso, hubo insultos, agresiones verbales y uno de ellos, plenamente identificado, lanzó al suelo a la señora María carrillo Gómez, de 70 años de edad, quien tiene su domicilio en la colonia La Quinta.
La anciana sufrió lesión de cadera y codos, fue auxiliada por personal de Rescate y Salvamento, llevada a bordo de la ambulancia R-3034 al Hospital Regional.
Varias persona, principalmente mujeres con niños, tuvieron que saltar la barda perimetral del frente, ante la mirada y risas burlonas de los indígenas. Los de la Policía Federal estuvieron solamente de espectadores, nada hicieron. Aquello fue un caos, pero también anarquía total.



Mas noticias