ZAMORA Termina el viacrucis para más de 500 menores

+A cachetadas y varazos les daban educación sus “maestros”, porque no se aprendían la lección de solfeo
Termina el viacrucis para más de 500 menores
Por José Luis DÍAZ PÉREZ/Enviado
                ZAMORA, Mich.-17 de julio del 2014.-Agencia ESQUEMA.- Habían transcurrido 48 horas de iniciado el operativo en la Casa Hogar La Gran Familia de Mamá Rosa, el sol empezaba a calentar, por fuera del inmueble se veía el mismo panorama, padres de familia esperando el desenlace de esta historia que sorprendió no sólo a los ciudadanos de esta región de Zamora, sino también a otros municipios e incluso a otros estados, debido a que en el interior del albergue hay niños de todas partes, como Jalisco, Estado de México, Sinaloa, entre otros.
                Eran las 11:00 horas y ya algunos comunicadores habían tenido el privilegio de entrar primero a realizar su trabajo, por supuesto, nacionales, y por ende muchos más de Michoacán, de la capital del país e incluso a nivel internacional, optaron por violar la cinta amarrilla que las autoridades habían colocado, y exigieron hablar con la fiscal Adriana Lizárraga de la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones de Delincuencia Organizada quien lleva a cabo la investigación.
                Por fuera del albergue ya los estaban esperando agentes federales para marcarles el alto, sin embargo, a los pocos instantes salió una  auxiliar con el rostro cubierto con un pasamontañas, al parecer era Ministerio Público Federal, señalando que todos entrarían pero que había que identificarse y enseguida empezó a tomar fotografías a las acreditaciones de los reporteros pero, en ese momento una mujer con una playera que llevaba las insignias de la PGR, comentó que en la parte trasera de la vivienda estaban realizando algunas excavaciones debido a que algunos menores señalaban de la existencia de cuerpos humanos, sin embargo, hasta el momento sólo habían encontrado algunas ropas con sangre.
                Luego de media hora de permanecer formados, los reporteros y camarógrafos fueron avanzando pero, de pronto salió Rosa Hilda Abascal, presidenta municipal de esta ciudad quien al ser entrevistada le dio vuelta a las preguntas y sólo se limitó a decir que apoyarían con alimentos, medicinas y otras cosas para los niños, ante el cuestionamiento del por qué nunca habían actuado, echándole la bolita al gobierno del estado quien era, a decir de la funcionaria, el encargado de revisar os albergues, aunque el municipio nunca denunció, cuestionaban los comunicadores.
                De la misma manera se le cuestionaba si en ese sitio habían estado con Mamá Rosa, ella, el ex presidente de la República, Felipe Calderón y su esposa Martha Sahagún así como diputados y otros funcionarios porque nunca se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo, o si sólo habían visitado a Mamá Rosa por los comelitones y para tomarse la foto, limitándose a voltear la cara mejor ante la pregunta de otro de los representantes de un medio de comunicación.
                Fue entonces que salió un agente federal y permitió que otro grupo de reporteros entrara al inmueble y, desde el ingreso al primer patio se pudo observar montones de basura por un lado, por otro un puño de máquinas de escribir viejas y en los balcones decenas de niños que asombrados veían a tanta gente ajena, es decir, policías, periodistas, padres de familia, personal de la PGR de Atención a Víctimas, trabajadores de limpia del ayuntamiento, psicólogos, químicos, Ministerios Públicos, entre otras personas.
                Al subir al primer piso fuertes olores fétidos salían de los dormitorios, camas de alambre, sin colchones, las bardas todas grafiteadas, niños en condiciones insalubres, y los baños, algunos de ellos sin tazas para que hicieran sus necesidades fisiológicas, era un espacio de un metro cuadrado, en los pasillos los montones de basura, el agua por doquiera y los niños se acercaban a las cámaras y coincidieron en que eran golpeados por Mamá Rosa y otros de los encargados del orden, que los encerraban hasta seis meses en lo que llamaron “Pinocho”, (área de castigo).
                Algunos con sus caras tristes, desconcertados por lo que está sucediendo dijeron que ya querían regresar a sus casas, una adolescente de 13 años de edad señaló no conocer a sus padres, que desde que tenía 3 años fue abandonada en un albergue de Toluca, Estado de México y a los once años la trasladaron a esta Casa Hogar La Gran Familia de Mamá Rosa en donde ya lleva dos años pero, al contar cómo ha sido su vida reveló que cuando asistía a las clases de solfeo y no se aprendía las notas, era golpeada a cachetadas y la mandaban a que hiciera los baños y los patios.
                En otro extremo de este lugar había ropa tendida, eran los dormitorios de las niñas que, apoyadas por especialistas en la materia practicaban algunos juegos en el patio, se veían contentas por la presencia policial y lo que ellas llamaban su libertad, sin embargo, durante este recorrido por el interior del albergue los policías federales fueron solicitando en forma respetuosa que salieran para que otros comunicadores pudieran hacer también su trabajo, sin embargo, en medio del primer patio estaba un grupo de jóvenes ensayando con tololoches, violines y guitarras, la música se escuchaba parejita y a unos metros, otros muchachos con sus instrumentos de viento pues estaban listos para cualquier contratación.

                Una vez que se realizó el recorrido por el interior de la Casa Hogar, la información que se tenía sobre las condiciones en que vivían eran verdad, infrahumanas, deplorables, sin embargo, las actuaciones continúan llevándose a cabo para determinar la probable responsabilidad de Rosa del Carmen Verduzco Verduzco “Mamá Rosa” y sus colabores más cercanos, Felipe Serrano Gómez, Lourdes Verduzco Verduzco, Claudia Solórzano Rodríguez, Enrique Hernández, Rosa María Viveros, (Maestra Rosa), Miguel Ángel Ibarra Valencia, alias El Chivo y David Verduzco Verduzco.

Mas noticias