MICHOACÁN PUEDE CONVERTIRSE EN UN ESTADO PRÓSPERO, SEGURO Y JUSTO SI TODOS CONTRIBUIMOS A QUE ASÍ SEA: SJG

Morelia, Mich, a 4 de agosto de 2014.-Agencia ESQUEMA.- Durante la presentación de los Criterios y Líneas de Acción de Gobierno 2014- 2015, el jefe del Ejecutivo estatal, Salvador Jara Guerrero, consideró que Michoacán puede convertirse en un estado próspero, seguro y justo, si todos contribuimos a que así sea.   
“Estoy seguro de que Michoacán puede ser diferente, la tarea es enorme y nos incluye a todos; con trabajo y desarrollo pongamos manos a la obra porque Michoacán lo reclama y los michoacanos lo merecemos”, dijo, al tiempo que hizo un llamado a reconciliar a la política, a las instituciones y al gobierno con la sociedad para enfrentar los problemas presentes y proyectar el futuro.
Acompañado por los integrantes de su gabinete, Jara Guerrero convocó a todos los liderazgos -populares, empresariales, de partidos, sindicales- a entablar con el Gobierno del Estado un diálogo franco y constructivo, para buscar y construir las mejores vías para resolver los problemas de Michoacán, “el gobierno no puede hacerlo solo; requiere de la participación de la sociedad. Cada organización social y política tiene mucho que aportar, ejerciendo en libertad su derecho a la crítica y la oposición, en forma  creativa, con propuestas responsables y viables”.
Luego de describir los objetivos del programa que son: fortalecer la gobernabilidad democrática, lograr el saneamiento financiero del estado, promover la recuperación económica, impulsar el desarrollo social con equidad, y restablecer la seguridad y el estado de derecho, destacó que la brevedad del tiempo restante “exige intensidad, altura de miras, pensar en grande, tener la actitud osada de realizar las acciones necesarias para que las utopías se hagan realidad”.

El mandatario estatal aseveró que “la gran mayoría de quienes vivimos y trabajamos en Michoacán coincidimos en el deseo de recuperar y preservar una vida en paz, libre de violencia y de desorden”, por tanto, agregó, el reto es cambiar sin destruir; de sumar esfuerzos, no de dividir; de aprovechar la diversidad sin anularla.

Indicó que la vida no se explica en tiempos, se expresa en acciones “y las que hagamos serán la base que sustente la nueva etapa del Michoacán de prosperidad que, entre todos, estamos construyendo. Como en toda construcción, hay que empezar por los cimientos. Tal vez ésa sea, precisamente, la tarea que le corresponde a este gobierno, el cimiento del nuevo Michoacán que queremos empezar a construir no puede ser otro que la legalidad, el marco imprescindible para consolidar una gobernabilidad democrática”.
En este tenor precisó que es necesaria una mano firme que corrija el rumbo en el timón para dar sentido y seguridad al futuro de Michoacán y que el cumplimiento irrestricto de la ley es el deber esencial del gobierno y tiene que ser la guía de todas sus acciones, “nada al margen de la ley. Al cumplir, rigurosamente, el gobierno con lo que dispone la ley, tendrá la autoridad moral y política plena para convocar a los ciudadanos a respetar la ley y a apoyar su aplicación invariable como medio para alcanzar la justicia”.
Jara Guerrero consideró que sin estado de derecho no puede haber democracia ni justicia; asimismo sin cultura de la legalidad la sociedad no puede gozar a plenitud la libertad y la paz, ni podrá alcanzar un desarrollo equitativo, pues un gobierno democrático tiene el respaldo social cuando la rendición de cuentas y la transparencia en su actuar son el sustento de sus actos gubernamentales.
Informó que una primera tarea de su gobierno es ordenar la administración conforme a las normas administrativas y contables vigentes, para garantizar un ejercicio eficiente de los recursos públicos y una rendición de cuentas rigurosa, clara y transparente, “con honestidad y transparencia rendiremos cuentas al Poder Legislativo y a la misma sociedad. Debe quedar bien claro: no se tolerarán actos en la administración pública fuera de la ley”.
Resaltó que para superar a fondo los problemas que aquejan a Michoacán es necesario impulsar el desarrollo social mediante políticas sociales en dos ejes programáticos, primero, lograr, a corto plazo, la inclusión social de los grupos menos favorecidos, la atención eficaz a sus necesidades básicas y el estímulo de sus capacidades productivas, a fin de convertirlos en sujetos activos de su propia superación; segundo, construir las condiciones duraderas de bienestar general, por medio del crecimiento económico y el fortalecimiento de la cohesión social.
Consideró que la superación real de la pobreza se logra sólo con el desarrollo de las fuerzas productivas, la formación de capital humano y la creación de condiciones favorables para la inversión, el empleo y el crecimiento económico por lo que hizo un llamado a la participación decidida de todos los sectores sociales.
Salvador Jara señaló que se optimizará y reorientará el gasto público además de que es imperativo sanear las finanzas públicas para cumplir las prioridades que la sociedad demanda, “es urgente reactivar la inversión pública en infraestructura productiva y servicios sociales”.
Con apoyo de la Federación, añadió, se mejorará la infraestructura productiva y de vías de comunicación para dinamizar la economía y se optimizará el ejercicio del gasto para mejorar los servicios públicos esenciales orientados a fortalecer y desarrollar las capacidades de la población mediante una eficiente infraestructura en los servicios de salud con buen equipamiento y personal médico suficiente.
Otra meta será lograr una óptima infraestructura educativa para garantizar a todos los niños y jóvenes escuelas dignas, bien equipadas y con acceso a las herramientas de información, “el reto es ir más allá: garantizar que los niños y jóvenes de las familias económicamente menos favorecidas, cuenten con las condiciones materiales indispensables que les permita acudir a la escuela y aprovechar la enseñanza, por ello impulsaremos un ambicioso programa estatal de becas escolares para que ninguna familia michoacana tenga impedimento económico para enviar a sus hijos a la escuela”.
En otro orden de ideas, refrendó su compromiso de respeto a los derechos legítimos de todos los empleados públicos y  los exhortó a cumplir su trabajo con eficiencia y a no romper el ritmo de actividad.
Salvador Jara Guerrero se comprometió a actuar con imparcialidad ante todos los actores sociales y políticos, y en su momento a no interferir, de manera alguna, en el despliegue de las campañas electorales y en el ejercicio libre del voto de los ciudadanos, a fin de asegurar una transición de gobierno ordenada y tersa.
Durante la presentación antes mencionada, además de los funcionarios del gabinete legal y ampliado, estuvieron presentes representantes de los diversos sectores sociales, así como Juan Antonio Magaña de la Mora, presidente del Supremo Tribunal de Justicia y representante del Poder Judicial; además de la diputada Laura González Martínez, representante del Poder Legislativo local.





Mas noticias