MORELIA Desvalijan auto en el corralón 3 de la PGJE

* Le robaron las llantas, la batería, espejo retrovisor, una motosierra, herramienta y un gato de patín, denuncia el dueño
Desvalijan auto en el
corralón 3 de la PGJE
* Había sido robado el 22 de julio mientras su propietario asistía a una consulta en el Hospital Civil
* Debido a que una se activó el cortacorriente los ladrones lo abandonaron en Juan José Lejarza esquina con Fernández de Córdova

             MORELIA, Mich.-22 de agosto del 2014.-Agencia ESQUEMA.-Un vehículo que fue robado de la calle Sor Juana Inés de la Cruz en donde lo había dejado su propietario mientras asistía a una consulta al Hospital Civil, y que posteriormente fue abandonado por los ladrones en la calle Juan José de Lejarza entre Fernández de Córdova y Padre Lloreda, por fuera del número 393, debido a que se activó el cortacorriente y ya no se lo pudieron llevar, fue desmantelado en el corralón 3 de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán.
            Al auto Nissan tipo Tsuru, color rojo con el toldo, el cofre y la cajuela de color negro, y placas de circulación PHJ7605, le robaron las cuatro llantas, la batería, el espejo retrovisor, el estéreo, herramienta diversa, un gato de patín y una motosierra que traía en la cajuela, según obra en poder de este medio las imágenes de cuando fue recuperado y ahora de cómo lo dejaron, por lo que el agraviado dijo en entrevista que denunciaría penalmente los hechos y que espera que los encargados de procurar justicia detengan a los verdaderos ladrones.
            El perjudicado del que se omite su identidad para evitar represalias en su contra, dijo que poco antes de las 07:00 horas del pasado 22 de julio, llegó a esta capital michoacana procedente de su lugar de origen en el municipio de Álvaro Obregón, toda vez que tenía una cita con el médico en el Hospital Civil y por ello lo estacionó sobre la calle Sor Juana Inés de la Cruz.
            Cuando salió de su consulta, se llevó la desagradable sorpresa de que su vehículo ya no estaba y por ello junto con algunos de sus familiares lo empezaron a buscar, sabiendo que los ladrones no podían ir muy lejos con la unidad debido a que contaba con un servicio de corta corriente.
            Fue así que un día después fue reportado por algunos vecinos de la calle Juan José de Lejarza, y al lugar arribaron policías de la Secretaría de Seguridad Pública a bordo de bicicletas y con la cajuela abierta observaban hacia su interior, por lo que este medio pudo captar las imágenes del estado en que dicho vehículo se encontraba, con llantas en buen estado, sin daños materiales, por lo que el automóvil fue trasladado al corralón número 3 de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán, ubicado en la avenida La Huerta.
            Sin embargo, a un mes de que fue localizado y que durante este tiempo permaneció en el corralón, finalmente se lo entregaron pero casi desvalijado en su totalidad porque le faltaban las cuatro llantas, le pusieron unas viejitas que a simple vista se apreciaba que pertenecían a otro vehículo y que además ya tenían mucho tiempo.

            También, el propietario dijo que le faltaba la batería que apenas unos días atrás había comprado y que además contaba con la factura, el espejo retrovisor, el estéreo, una caja con herramienta, un gato de patín y una motosierra, por lo que en la entrevista dejó asentado que ojalá que las autoridades le pongan atención para que esto no se vuelva a repetir y que se castigue a los verdaderos ladrones que hicieron esto con su vehículo.

Mas noticias