MORELIA Va la PGR tras distribuidores de vino adulterado

* Se trata de la cadena de  vinaterías La Fuente propiedad de César Silva Alemán, revelan investigaciones periodísticas
Va la PGR  tras distribuidores de vino adulterado
Por José Luis DÍAZ PÉREZ
                MORELIA, Mich.-06 de agosto del 2014.-Agencia ESQUEMA.-La Procuraduría General de la República va por los distribuidores de vino adulterado que operaban no sólo en esta ciudad de Morelia sino también en otros puntos de Michoacán, incluso, ha trascendido que también en algunos sitios de otros estados de la República Mexicana.
                Ante esta situación, la delegación de la PGR tomó desde la misma noche del martes anterior, el control de las investigaciones, luego de que efectivos de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán, descubrieron dos bodegas donde se procesaba el vino adulterado, con alcohol de caña, cuatro tinacos llenos así como varias garrafas de 40 y de 60 litros también repletos.
                Todo se desprende de los operativos que lleva a cabo personal policial de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán, para inhibir los hechos delictivos en distintos puntos de la geografía del estado, por lo que al ir circulando por la salida a Pátzcuaro, en las inmediaciones de la empresa Bimbo, se percataron que un sujeto al sentir de cerca la presencia de los representantes de la ley bajó rápidamente de una camioneta que conducía y se echó a correr hacia la parte trasera de dicha empresa.
                Al perseguirlo, los policías lograron requerirlo pero, una vez dentro del inmueble encontraron que en el lugar se procesaba vino adulterado, procediendo a solicitar apoyo de sus compañeros y de agentes del Ministerio Público para que respaldados por personal especializado en materia pericial se trasladaran al sitio en la calle Camelia Roja sin número de la colonia Camelina y efectuaran las diligencias necesarias.
                Ello, porque encontraron cuatro tinacos con capacidad de 200 litros cada uno, así como varias garrafas de 40 y 60 litros, todos repletos del alcohol de caña, lista para procesar, embotellar y distribuir al mayoreo en antros y bares de Morelia y el estado, así como en otros puntos del país, según trascendió.
                En dicha bodega, las autoridades encontraron algunas fotografías en cuadros de Julio César Silva Alemán, por lo que al cuestionar a uno de los requeridos en el lugar, la policía pudo conseguir que se trata de uno de los propietarios de esta cadena de vinaterías denominada La Fuente, y que una de ellas se ubica en la avenida Ventura Puente número  757 esquina con la calle Batalla de Casa Mata en la colonia Chapultepec Norte.
                Acto seguido, las autoridades se trasladaron a la dirección antes mencionada y procedieron a decomisar la mercancía adulterada, y también dentro de este impresionante operativo del que en más de 30 años no se recuerda uno igual, confiscaron documentación apócrifa como son serigrafía, matasellos, hologramas, lo que constituyen un delito en detrimento de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por lo que la Procuraduría General de la República a partir de la misma noche del martes ha tomado las riendas de la investigación, trascendiendo que este día podrían catear algunas otras vinaterías donde se expende el vino adulterado, principalmente el tequila de diferentes marcas.
                Será la instancia federal la que deslinde responsabilidades ya que presuntamente dos de las seis personas que fueron requeridas presuntamente sí estaban enteradas de que lo que se hacía en esas bodegas era ilegal, mientras que el resto, personal femenino, había sido contratado para atender al público, sin embargo, aun así rendirán sus declaraciones ante el Ministerio Público para los fines legales, y poder determinar la probable responsabilidad de Julio César Silva Alemán, como propietario de la cadena de vinaterías La Fuente y quien resulte responsable, según se dijo.
                Julio César Silva Alemán encabezó un organismo no gubernamental de Derecho Humanos y realizaba publicaciones en un periódico semanario para conseguir objetivos personales, utilizando para la mediaciones de estos asuntos a un sujeto de nombre Luis Caraza, un ex jefe de grupo de la desaparecida Policía Judicial del Estado, quien “litigaba” la integración de averiguaciones previas o consignación de las mismas en los gobiernos perredistas, incluso, cobraba a internos para conseguirles algún beneficio.
                Sin embargo, será la autoridad competente quien una vez que concluya las pesquisas pueda definir si Silva Alemán es llamado a declarar.



Mas noticias