SAN LORENZO La cultura es el alma de nuestros pueblos

* Festival cultural por fiestas patronales.
SAN LORENZO Mpio. de Uruapan, Mich.- 12 de Agosto.- Agencia ESQUEMA.- Los pueblos originarios de la Meseta Purhépecha siguen conservando sus tradiciones, entre ellas, las fiestas patronales inculcadas por los evangelizadores; una mezcla entre lo religioso y lo pagano donde resalta principalmente la cultura, como el alma de los pueblos de la región.
Aquí, en San Lorenzo, en el marco de su fiesta patronal, se llevó a cabo un festival cultural, pero también los tradicionales recorridos o procesiones de grupos como los, profesionistas, agricultores, huerteros, panaderos, costureras, carboneros, carpinteros y los norteños, pero también de habitantes de otras comunidades como Angahuan, Las Cocinas, Arantepakua, Quinceo, Turícuaro, Comachuén y Tanaco.
Y en el marco de la festividad, resalta, evidentemente, la comida tradicional que se ofrece a los invitados, a los familiares y amigos de los habitantes de San Lorenzo que asisten en buen número, como es el churipo y las corundas acompañadas de los quelites de la temporada y una rica agua fresca de sabor.
Mientras en la plaza, todo es bullicio y colorido, entre los diversos puestos de comerciantes, sobresalen algunos de artesanías de la región como rebozos o guanengos; los eventos religiosos con los castillos o toritos que iluminan la noche mientras agrupaciones musicales como Los Felinos, logran reunir miles de espectadores en la plaza principal o el jaripeo ranchero.
En el evento cultural, un grupo de jovencitas elegantemente ataviadas con su indumentaria tradicional, presenta a cada una de las diez agrupaciones musicales, inician Los Rayos del Sol de la comunidad de Angahuan, de Jacinto Rita y su famosa pirekua “Lápiz y Cuaderno”.
Y así le siguen varias agrupaciones más como el Dueto Sierra Galván, de Charapan con su “Divorciada”; el Trío Ilusión formado por Andrés, Alberto y José, de la población de Zacán, con temas como “Piedritas”, alusivo a la tragedia del volcán Paríkutin en 1943, o bien, “Malé Severiana” de Tatá Juan Victoriano, entre otros.
Danzas de Los Moros o Los Viejitos de Jarácuaro con su alegre zapateado, hicieron que los asistentes evocaran la manera sátira de burlarse que tenían los indígenas con respecto a los españoles tras la llegada a esta región, hace más de 500 años.



Mas noticias